30.12.11

Sobre hombres tristes y mujeres idiotas.

(Lease con tono digno, tal vez con acento francés, o con el cuello estirado con arrogancia)


Oh, una ilustre dama me ofrece su mano para que la bese y la acaricie con mi suspicaz bigote, ¡Que contrariedad! yo que volvía de una fiesta con el corazón totalmente abatido tras recibir cientos de negativas para bailar alguna melodía estúpida con alguna mujer de ostentosos pechos levemente distraída por la divertida embriaguez del champan...


Oh, un 'ilustre' caballero coge mi suave mano para restregar en ella su relamido bigote de roedor, mientras me taladra el busto con sus escudriñantes ojos, dignos de ser portados por el mas trastornando de los trastornados. ¡Que contrariedad! yo que regresaba del banquete de la boda de mi hermana, que desposose hoy con un terrateniente del tres al cuarto que mas que un hombre de honor es un panadero con dos propiedades, que entre las dos, no suman mas que el valor de alguno de mis vestidos...


¡Que mujer mas bella! mas...mas...hermosa! El olor de su perfume llenose mi alma de sinfonías de violín y de cantos de pajarillos del campo, el color de sus ojos es mas bello que cien amaneceres a la orilla del mar. Anonadado me hallo al contemplar los rizos de su cabellera, y esos labios que, como bellos cristales preciosos, me embelesan el corazón y me hacen suspirar de amor!


¡Que hombre mas encorvado! su nariz dibuja una curva perfecta hacia el vacío, y su postura, oh! que postura la suya! su desgraciada cabeza se hunde entre sus hombros maltrechos, y su boca dibuja una mueca torcida que intentose imitar una sonrisa...Por dios padre, cristo y la virgen! esos dientes negros perseguirán a mi merced hasta en  pesadillas! ¿donde se hallan los hombres de noble linaje, con sus perfectos dientes nacarados y sus espaldas rectas y correctas? 


Creo que esta bella hembra a punto está de caer en mi red de seducción masculina, o en el influjo que ejerce sobre su frágil mente mi hipnótico bigote de hombre adinerado. Mi merced apretose su mano con fervor y ahora parece nerviosa, ¡eso es sinónimo de enamoramiento!


¡Ese asqueroso bigote está poniendo de los nervios a mi merced! Cual grande es mi desdicha, al encontrarme con semejante esperpento en mi camino....¡Haga el favor de soltarme gañán! ¡su escurridizo tacto hace que se revuelvan mis delicadas tripas!

29.12.11

Perros muertos.

Todo está en sombra, siempre en sombra. Esta plaza de adoquines desgastados es fría, sumida en una eterna madrugada. En su centro, entre otros árboles, se alza uno de metal con manzanas de oro enlazadas en sus ramas. En una placa oxidada puedo leer Las Hespérides. El acero oxidado que compone el árbol me cautiva, y me siento en el suelo a observarlo, pasado el rato, cuando el frío ya cala todos y cada uno de mis huesos, me doy cuenta de que un ave, un loro, para ser mas exactos, me mira desde una de las ramas, entonces, sorprendida, le llamo, y alza el vuelo para posarse sobre mi hombro. Está en mal estado, le faltan plumas y está muy sucio, pero de pronto el loro se convierte en un perro, un cachorrillo igual de desgarbado que el ave que era antes. Es un perrito juguetón, pero a la vez triste, sus ojos se me clavan pidiendo calor, y yo se lo doy, lo abrazo y lo acaricio sin importarme las pulgas o la suciedad que arrastra su pelaje. Consigo quedarme con el, y veo otra escena: estoy paseando con los dos perros, una, la real, Runa, y otro, el de mi sueño, bautizado como Blacky. llegamos a un muro de bloques de hormigón, que encierra una caída considerable, y cuando el muro termina hay grandes puentes surrealistas cubiertos por tierra. A su vez, cerca de donde estoy hay un puente de madera, parecido a los de los parques para niños. Decido ir por ahí, y cuando llego a un desnivel Blacky no salta bien y cae al vacío. Veo como se golpea contra el suelo en primera persona, y se intenta levantar, destrozado. Lloro, grito, quiero correr pero no puedo. Despierto, otra estúpida pesadilla, otro perro muerto. 

27.12.11

Leeeeeejos lejos lejos.


Hoy voy a coger todos mis miedos y me voy a hacer una balsa donde quepa todo mi futuro, para irme lejos y ver las estrellas desde otro ángulo, porque me ha contado una ola que la luna es más grande en otro lugar, y que allá, en el norte, luces de colores bailan en el cielo y hace tanto frío que hasta la sonrisa se congela. Encontré hace tiempo, entre las hojas de un sauce,  un mapa del tesoro que estoy dispuesta a encontrar, y para ello necesito ayuda, así que me llevaré a todos y cada uno de mis errores, a mi guitarra, a algún corazón valiente que quiera seguirme y mi libreta de apuntar verdades, ¿y la tinta? no me hará falta, me basta con mi sangre y con el polvo del camino.  

 De día seguiré las estelas de los aviones que arañan el cielo, y de noche…bueno, ya veré que hago de noche…                 

Gracias por hacerme ver el lado positivo niño extraño, sin ti, esto sería otra porquería gris más...

18.12.11

A veces pasa que soy muy idiota.

 ¿Qué ha sido eso? ¿un sueño? me ha despertado el ruido de mi corazón partiéndose. Ahora hasta mi almohada se siente sola,  ya no la quiero, le he abandonado en una esquina del colchón y le pido todas las noches que se vaya. Hace tiempo que no veo al sol, debe haberse ido de vacaciones y ha dejado a todas estas nubes las llaves del cielo, para que le cuiden las plantas en su ausencia. Que asco, siempre escribiendo sobre lo mismo, siempre dividiendo y multiplicando estrellas, siempre yo, siempre aquí, y nunca en otra parte, lejos. 
 A veces me muero un poquito, o no respondo, o no me reconozco, pero es mejor así. 















A veces intento
respirar.
¿y si te digo
que lo único que quiero
es volar?

16.12.11

Las lunas rojas.

  David ve la vida desde el color del vino y la sangre, su victima es su propio yo, encerrado en el universo infernal que el mismo ha construido. David padece la soledad de quien se marchita lentamente entre cuatro paredes, repudiado por su propia especie, intentando mantener la cordura imposible en su cerebro desquiciado. Ya nadie dice 'pobre David', es solo un objeto curioso en un mercadillo de antigüedades, es un caso excepcional entre cientos de clones, todos  igual de pulcros y exactos, terriblemente parecidos a un Dios que no se parece a nadie. Pobre David, le dio la espalda al mundo antes de que el mundo se la diera a el, y conviertiendose en el arma de destrucción masiva de su alma se encadenó a una condena impuesta por ser único. Pobre David, nadie se interesa por lo que pasa por su cabeza, pues la profundidad de sus heridas en contraste con la superficialidad de sus frágiles huesos crean el morbo necesario para toda esa masa vampirica sedienta de sangre,  y por este mismo motivo el decidió no alimentarse del dolor ajeno, y pensó que sería mas ético deleitarse en el propio. Pobre David, y pobres nosotros, deberíamos parecernos un poco mas a él. 


Contra el vértigo, nada que decir. 

14.12.11

Cautividad.


  Yo tenía dos peces comunistas en una pecera, en un mundo rodeado de cristal. Los observaba nadar y me daba pena no tener un río cerca donde soltarlos. Uno de ellos murió en la batalla contra el aburrimiento de estar encerrado, al otro lo puse en una pecera mas grande con muchos mas peces de diferentes colores, tamaños e ideologías, y ahora es mas feliz. Mis padres me compraron dos canarios, sabiendo que odio ver a los pájaros enjaulados. Cada vez que paso por delante de la jaula se me pone un nudo en el estomago y no digo nada, veo a esos pajarillos sin poder estirar las alas, pienso en el rey Beneharo, capaz de entender su idioma y hablar con ellos, y en la tristeza que se adueña del cielo, de las ramas de los arboles, y de los nidos vacíos por el invierno. A veces me cantan su añoranza, y yo les miro y les silbo, por si acaso me entienden y puedo pedirles perdón.



13.12.11

El vuelo.

   Tenía miedo de perder tus versos desde aquella tarde de octubre me llamaste princesa. Que ilusa, tan lejos y sin embargo, tu retina se dibujaba en las lunas de mis noches tristes. Tu recuerdo se mezcló con otros recuerdos difusos, y creó uno tan sólido que todavía me pesa en la maleta donde llevo mi vida. Ese recuerdo híbrido tenía forma de  puentes hacia el infinito, que se dirigían  mas allá de las cuatro costas malditas que me rodean. Este océano se convertía en mi cárcel, este cielo, en mi jaula, pero a veces llegabas y me hacías retomar la fe, pasaba los días mirando embelesada  las estelas de los aviones, enamorada de un espejismo. Pero justo cuando alzaba el vuelo me invadió el vértigo  la maleta se me resbaló de las manos y se desparramó mi vida por el suelo, y me dolió tanto verla hecha añicos que no aguanté y fui a recoger los pedazos limpiando mis cortes con lagrimas, un autentico drama de lo más patético, mientras mis alas se marchitaban dejando dos cicatrices profundas en mi espalda. Ahora llevo una maleta cuesta arriba llena de una vida rota, miro al cielo con añoranza cada vez que pasa un avión, aunque sus estelas ya no dibujen esperanza en el horizonte. 
   Ahora te pido perdón por aquél abrazo, ese encuentro casual, ese momento tan esperado que no fue. También te doy las gracias por existir, por salvar mis sueños, aunque solo fuera por un tiempo. 

10.12.11

Mezcla de sueño y alcohol en una tarde con canciones tristes.

Un día raro, nada es lo que parece. Desayuno en la cama y cerveza fresquita, niebla, frío y noche. No llego a saber el final de mi tarde nublada , estoy demasiado borracha para entender lo que sucede. ¿Te quiero? no, no era ese nuestro final. Nadie supo nada y nadie lo sabrá, porque todo fue como una botella con mensaje que termina en la boca de una gran ballena con destino a ninguna parte, y de eso hace ya mucho tiempo. 
El cielo me cuenta que no es correcto arrastrar las rodillas y sangrar hasta morir, pero estoy escuchando una y otra vez tu melodía y no le oigo. Déjame Cielo, tu que sabrás de mi sangre y de mi suelo, de mis zapatillas viejas corriendo a toda velocidad calle abajo con el frío rasgando mi garganta, que sabrás tu, allá en lo alto, tan hermoso, salpicándome de constelaciones las retinas, que sabrás tu de querer y de dolor, tan grande e inmenso y tan lejano...
Me voy, no me busques, no me encontrarás, estoy escondida en tu piel y me pierdo por cada célula de ser, soy el virus del recuerdo borroso, de la resaca mezclada con la culpabilidad por la certeza de que has hecho algo mal, pero no recuerdas el que. Maldita puesta de sol, me ha vuelto a despertar. 


9.12.11

Necios y mitades de mentes lineales.

No se trata de inducir el sueño, se trata de soñar despierto. Rompe la estabilidad de tu vida y juega con las heridas que te hagas al saltar por la ventana. Que no te paren las voces sucias de la envidia, tan solo quieren arrancar las plumas de tus alas, sé Icaro volando a ras del sol, tan seguro de ti mismo, tan ensimismado con el cielo abierto ante él que hasta la caída le supo dulce. Que sabrán los necios de las canciones de los Faunos al llegar la lluvia, que sabrán de historias, de poesía o de amor, que sabrán ellos de lo que hay dentro de cada mirada nuestra a las estrellas.



8.12.11

El dulce abril de los pájaros dormidos. Tom.

Los pájaros duermen todo el invierno, no tienen ganas de tejer bufandas con briznas de hierba triste. A veces alguno despierta y asoma el pico por una ventana del nido, se estremece y vuelve a acurrucarse en su rincón. Sus plumas en invierno son blancas, pero nadie lo sabe, porque no salen de su escondite. 
Una vez, hace tiempo,  un niño vio un pájaro blanco en el suelo, un hombre había talado el árbol donde dormía y el pájaro no tenia hogar. Aquel niño curioso recogió en su mano al pequeño animal, y aunque el pico del gorrión no se abrió, supo que debía llevarlo a casa y darle calor. El pájaro durmió el resto del invierno en una caja de zapatos verde con varios trapos viejos y alguna que otra hoja seca, sin embargo los días pasaron y llegó la primavera, y mientras el niño estaba en la escuela, el pajarillo, recuperado ya su color, estiró las alas, se sacudió y salió volando por la ventana, disfrutando del sol y de la brisa de una mañana de abril. El niño volvió del colegio y sintió su corazón partirse cuando fue a contemplar el plumaje albino de su amigo y en su lugar encontró el pequeño lecho, que derivó a un gran vacío en alguna parte de su pecho que no curaría jamas. Miró por la ventana, buscó y se rasgó las rodillas escalando tejados sin ningún resultado. Pensaba que el pájaro volvería algún día, pero no fue así. 
Pasaron diez inviernos más, las rodillas de aquel chaval ya habían sanado, el pelo era largo y sus ojos pardos a veces resultaban tristes, pero aunque no volvió a ver un pájaro blanco, no los  olvidó, quizá porque la herida de su pecho no sanó nunca, y caminaba mirando al suelo pensando que algún niño curioso de vez en cuando cuida de alguno, hasta que llega abril y se lleva sus plumas a otro lugar. 




4.12.11

Los niños ya no tienen heridas en las rodillas,

se las han borrado las ganas de drogas y sexo desmedido, los niños han crecido y ahora son maquinas productoras de un futuro negro y mecánico.Ya no son caballeros o princesas, ahora son carne de rave y por sangre tienen alcohol. Se lamen entre ellos porque el sudor sabe a anfeta, han perdido los papeles y no saben controlarse. Luces rojas, luces verdes, luces azules, Drum&bass, luces amarillas, luces rojas, luces blancas, hardcore, cuartos oscuros, ojos cerrados. Oh, juventud, divino tesoro, pero cual efímera es tu presencia y cuan rápido es el mañana que siempre acabará llegando. La generación del descontrol y los malos hábitos, la rebeldía y los días de gloria vomitando en algún suelo sucio lleno de colillas y cristales rotos. La juventud, al fin y al cabo, que siempre ha sido la misma y siempre lo será, los 60 y los hipis hasta el culo de hierva y LSD, Janes Joplin, el gran Hendrix, el barro de woodstook. Los 70, la moral cristiana mezclada con el jaco,  mala combinación, sin duda. Los 80 y la jodida movida madrileña. Cuanto daño. Pero dime, ¿qué ha cambiado? Los jóvenes siguen borrachos en los callejones y las nuevas drogas llegan como el suplemento semanal del periódico. Sexo, drogas y rockandroll, puterío extremo, coños con piercings y cubatas voladores. Que somos, a donde vamos, nos importa una mierda, somos los novatos en esto de vivir y solo queremos aprender a volar, aunque en el aterrizaje nos partamos la boca. Dejaremos un bonito cadáver, enterradnos con los ojos abiertos para seguir de marcha hasta el mas allá. 





27.11.11

desahogo de buenas noches.

En un impulso involuntario sucumbiré a dejarlo todo,  a irme lejos con una falsa identidad y el pelo teñido de negro azabache, y los ojos sin pintar para que nadie me reconozca, a empezar de nuevo lo que nunca terminé. Cualquier día me canso de ser yo y me dejo seducir por las influencias, o me canso de respirar y aprendo a sumergirme en el mar de la inconsciencia eternamente.


Que frío hace este invierno en esta áspera isla que me devora, y cuan lejana aquella ciudad, Barcelona, con tantas calles por reedescubrir y otras las cuales son mejor olvidar, y personas que deseo conocer y otras que prefiero no necesitar. Si, algún día no muy lejano desapareceré de aquí y en mi lugar encontrareis una nota que ponga ''voy a donde nunca estoy''. Cualquier día me canso de mi nombre y me lo cambio por el sonido del viento testarudo que despeina a doncellas y hace volar los sobreros de los caballeros, o por el traqueteo de un tren que lleva lejos a quien lo desea, y a quien no, también, porque mi nombre me ata a quien soy, y a quien quizá no quiera ser, pero estas cadenas son las letras que salen de mis dedos al escribir ya entrada la noche, en un entorno poco adecuado para follarme a mi musa, para beber hasta caer, para no ser yo. Como encerrada en este ambiente cálido y agobiante, como presa de una des-inspiración infinita. 


 Me voy siendo yo otra noche mas, pero sin saber si mañana volveré a firmar con este nombre maldito, maltratando mis pulmones con tabaco, sintiendo que la vida se me escapa en cada bocanada de humo. Buenas noches, mundo hijo de puta. 





¿Podéis morir todos un rato?  
Creo que tengo un grave problema de sociabilidad.




ARRRRRRRRRRRRRRGHHHH!!!!

26.11.11

La bruja de la tundra.

Viajero, pretendiste llegar sin saber nada y sin querer saberlo y olvidaste por que arrastraste tus rodillas hasta mi hogar, por que tu sangre ahora mancha la nieve del camino. El frío no perdonó a tu corazón  y ha congelado su latir, la escarcha se acumula en tus ojos, desde siempre ciegos. Sé que viniste porque buscas tu verdad, porque te sientes solo, pero por desgracia para ti el rumor de mis poderes de hechicera son falsos, y no puedo ayudarte. No eres el primero que emprende el viaje hasta mi cabaña y me pide consuelo, todos venís con el mismo motivo.
 Donde vivo, en este bosque sombrío en medio de ninguna parte, en el destierro, el silencio es tal que el hombre aprende a escuchar su corazón. Aprende a sentirse solo, si, pero también a encontrar compañía en las cosas mas nimias, en el murmullo del arrollo y en los rayos del tímido sol de la tundra. Aprende, pues, hermano, a escucharte, a encontrar compañía en la meditación a la orilla del fuego, en los animales de lomos blancos, aprende a ser humano sin necesidad de rodearte de caras desconocidas, aprende a darte calor en el refugio de la sabiduría eterna, no en reuniones vacías en contenido. Que sentimiento tan cruel es aquel que con su fuerza devora las almas de los que no saben conversar con su propio yo, ¿quien te puede decir mas que tu mismo? ¿quien puede hacerte tantas preguntas? ¿quien puede saber quien eres? Conócete a ti mismo, amigo, y descubre la esencia de lo que todos somos. 

24.11.11

El día menos pensado.

Como cientos de peces en un charco, como las estrellas, aparentemente iguales, en el cielo. Intentar destacar es nuestra meta, algo de amor, algo que nos haga seguir andando, aunque no sepamos a donde vamos. Recuerdo cuando no tenia nada que temer, ni que perder, y ahora un mundo entero se alza a mi alrededor y me cuesta respirar, sus muros me apresan, quiero salir y volar, no me gusta este lugar. Algún día, cuando ya no esté, quiero que alguien me eche de menos, y se ría de los momentos que vivimos, de los litros de penas que nos bebimos juntos, quiero ser una estrella en su cielo, aunque no sea la que mas brille.
 Me gustaría encontrar el camino que me lleve lejos, a donde nadie pueda verme morderme y llorar, donde nadie pueda interrumpirme cuando junto cuatro acordes y les llamo canción, cuando arranco palabras de un papel en blanco, o cuando pinto las paredes con los últimos versos de Machado. 
 En mi cielo hay muchas estrellas, gente que me falta, cosas que no olvido,  y cada estrella fugaz es algo que pasó y se perdió en alguna parte de mi mente, demasiado ocupada pensando que pasaré de nuevo desapercibida por la calle, una mas, al fin y al cabo. Que sensación mas desagradable esa llamada soledad






El día menos pensado me hago poetisa y escribo mis últimos versos en la pared.

18.11.11

Sangre. Alcohol. Tinta.

Me vacío poco a poco, la sangre mancha el suelo, la vida se me escapa por las grandes grietas que he abierto en mis brazos, ya inertes. La luz está encendida y dentro de un rato el teléfono sonará, pero quien quiera que llame en un momento tan íntimo como es mi muerte no obtendrá respuesta. 

Tengo claro que tardarán en echarme de menos, en percatarse de mi no existencia, pero no lloraré el que nadie me recuerde porque nunca lo hice. ¿La soledad? es lo que menos me importa. No es la soledad lo que me ha destrozado la vida, la soledad siempre ha sido mi mejor amiga. La soledad es la mejor amante de los poetas, se folla a nuestras mentes y nos hace permanecer en un eclipse constante y sombrío, por lo menos, a los que son como yo, eternamente disconformes, distantes e incoherentes, de los que no creemos en las historias de amor, si no en el sexo sin sentido en algún callejón sucio, de los que bebemos y nos drogamos y escribimos mientras vomitamos en el suelo al borde del coma etílico, de los que viajamos en un barco sin velas y hablamos de filosofía con las putas y con los vagabundos con sida. Si, definitivamente la soledad no ha sido el motivo de mi muerte.


Las cataratas de mi sangre sucia y espesa continúan derramando mi ser por la habitación. El teléfono ya ha dejado de sonar y la ventana está abierta, el aire congelado de octubre entra y hiela lo poco que queda de mi.  



Siento que me evaporo, que desaparezco, mi campo de visión cada vez se estrecha más. El tiempo parece detenerse, pero he decidido no mentirme a mi misma y ser consciente hasta el último momento de que no va a cambiar nada cuando ya no esté, los borrachos seguirán llegando tarde a casa, como lo hacía yo, despertando a los vecinos y llorando en las esquinas de sus sucias casas, y que los yonkies del Rabal van a continuar poniéndose hasta el culo de jaco, con todo el abecedario de Hepatitis en sus podridas venas. Sí, todo va a seguir como siempre, por eso siento, o sentía, tanto asco, porque todo parece inamovible. Asco que nacía de mi negro corazón de poetisa desgastada y marchita. Toda yo era asco, y me dejó de importar en el momento en el que me di cuenta que ese asco me hacia escribir cada día peor, que me encerraba mas en mi burbuja, que enmarcaba mas mi palidez y mis ojeras. Debo reconocer que  me encantaba, adquirí el rol que deseaba desde siempre, la oveja negra que se mueve silenciosa como una sombra, nocturna, decadente, aspirando siempre al triunfo, cayendo en el bucle de los desesperados, con los dedos manchados siempre de tinta. Eso es. La Tinta. En el último aliento de vida que consigue bombear mi corazón me percato de lo que ha acabado conmigo es la tinta, mis retinas consiguen girar para ver que estoy rodeada de papeles garabateados y botellas vacías, de poemas con rimas patéticas, versos repugnantes que parieron mis manos, ahora ya frías. Siento deseos de llorar.
 
El teléfono vuelve a sonar, y los vecinos vuelven a discutir. Una ambulancia se oye a lo lejos, no se dirige a mi apartamento. Muero acompañada de mi soledad, me viola por última vez, en el suelo, manchándose con mi sangre, revolcándose en ella. Mis parpados, abiertos sin posibilidad de ser cerrados, se vuelven hielo junto con todo lo que he dejado de mí, unos cuantos poemas, dos botellas vacías y un cadáver hecho girones. 

11.11.11

Falsa añoranza.

Echo de menos esas tardes de domingo jugando al parchís en el salón, comiendo porquerías. Echo de menos que me contaras un cuento antes de dormir, que me cantaras aquella canción tan bonita que siempre recordaré. Añoro que me abrazaras y me dijeras que estabas orgulloso de mi, que me recibieras con los brazos tan abiertos y la sonrisa tan amplia que ni el mismo cielo podría compararse en extensión. Las comidas con la familia en navidad, el árbol atestado de decorados de madera desgastada, cada uno con su historia, tus figurillas de cristal horribles y tu colección de jarras de cerveza. El despacho hasta arriba de libros de historia que jamás entendí, quizá porque no tuve tiempo suficiente de hacerlo. El suelo cálido, la pared a la que me dedicaba a arrancar el papel pintado a escondidas porque notaba una extraña sensación de felicidad cuando lo hacía. 

Quizá porque no he tenido nada de esto, miento y me invento cien historias a las que poder echar de menos. Me gustaría añorar, pero ya no puedo hacerlo, porque voluntariamente arranqué esa parte de mi vida y la corté en pedacitos que tiré al mar de camino a casa, a MI verdadera casa, con mi verdadera familia, con los que me aceptan tal y como soy. 
Es inevitable que piense en ti de vez en cuando como un tirano, como el señor que puso una semilla alguna vez en el vientre de la madre a la que le debo todo. ¿Que quieres que te diga? bastante hago ya inventándome falsos recuerdos para no parecer demasiado fría al decir que no te echo de menos, y que, si algún día te vuelvo a ver, sea para hacer que te arrepientas de haberte tatuado mi nombre, mostrándome como la persona que jamás hubieras querido tener como hija. 

24.10.11

Todo fluye.

Los blancos ríos, los ríos de leche, que se abren camino por la tierra mas dura, por la tierra triste, por la roca testaruda. Los ríos dorados al ponerse el sol, los ríos plateados al salir la luna, cubiertos por cien mil hojas tiernas de los arboles que son sus hijos y se amamantan de su agua. Los ríos, como venas de alguna deidad verde y fecunda, en ocasiones, incluso, milagrosa, perfecta en su desorden fractal. Los ríos como cabellos cristalinos de una ninfa enterrada, que forman en conjunto una melena cambiante y rápida, fría. Como serpientes reptando por las laderas, los ríos, llenos de peces y estrellas, los ríos que envidian los astros marchitos y ásperos, que anhelan el cosquilleo agradable de las aguas correr por su superficie, el rumor de su incesante recorrido. Ríos que a veces lloran y caen, precipitándose con fuerza hacia el suelo, haciendo crepitar su blanca espuma.
Aquellos ríos que son la sangre de mi tierra y de la tuya, y la de todos, y de los que bebe, de vez en cuando, algún Dios despistado que observa su mejor obra, de la que a veces se olvida.

16.10.11

15.10.11



Hoy, antes de empezar el discurso de las diferentes asambleas tras la manifestación por el cambio global, ha ocurrido un altercado en la plaza donde los indignados nos reunimos. Una compañera del bloque anarquista ha subido al escenario portando una bandera negra con una A circulada. Inmediatamente, los organizadores del movimiento 15M han pedido que la retirara, pues está acordado que el movimiento debe carecer de cualquier símbolo político u ideológico. La bomba estalló entre los compañeros anarquistas y los organizadores, y la discusión dio como resultado que la compañera fuera zarandeada y expulsada del escenario, que la grada exigiera la retirada del símbolo y un compañero se plantara de espaldas al publico alzando la bandera durante todo el discurso.


Si me preguntas quien soy, te diré mi nombre. Si me preguntas que pienso, no te enseñaré una bandera, un símbolo, no te diré de carrerilla un discurso añejo que algún buen hombre escribió hace años. Es muy fácil  compañero, defender una ideología, apoyarte en sus argumentos, empuñar con orgullo un trapo con colores, un símbolo de lo que tu crees justo. Es muy fácil. Pero como siempre, lo fácil se queda en simple teoría. Lo difícil es demostrar coherencia, vivir como tu quieres, no como  te dicen que vivas . Pensar, decidir, actuar, acorde a lo que sentimos, pensamos, acorde con aquellas ideas con las que nos llenamos la boca y demostramos nuestra elocuencia. 
Compañero, esto no es por lo que luchamos, los símbolos no nos importan,  importamos nosotros, y a mi jamás me representará una bandera que ha sido impuesta. No compañero, las cosas no se hacen así, las banderas no demuestran nada, esto no es Mi anarquía. 

3.10.11

...

La estatua miraba al cielo a la espera de la lluvia y el frío cortaba las caras de los transeúntes con rabia, caminaban rápido entre coches, edificios, entre cientos de presencias que realmente para ellos no estaban ahí, sumidos en sus pensamientos sin mirar alrededor, sin ver la luz, sin saber que una explosión estaba a punto de eclipsarlo todo. Empezó a llover, se vieron, y las gotas quedaron congeladas en el aire, los pasos de la gente se detuvieron, el tictac del reloj se hizo mudo, el espacio tiempo abrió una brecha solo para ellos. En un futuro se conocería como el beso mas largo de la historia, el mas bello, el mas sincero, pero en ese momento los que pasaban  solo notaban el frío cortando sus caras.






2.10.11

El hombre cobarde.

El hombre cobarde se adelanta un paso, y retrocede diez. Ni sabe, ni contesta. El hombre cobarde no escucha a sus instintos, ni a las personas que están a su alrededor. El hombre cobarde grita, no medita, escupe, no piensa. Los hombres cobardes son muchos, son cientos, viven en jaulas y creen que vuelan libres, se conforman. Los hombres cobardes asumen, no transforman, se estancan, no avanzan. Todo es un ciclo, en el que no entra su cabeza, su cabeza es como una montaña de vacío, grande, pesada, inmóvil, tan quieta que duele, que el aire no se atreve a pasar cerca de ella, y por eso se encierran en una cárcel de sueños materiales. 

El hombre cobarde me dijo un día que yo era una ilusa, y yo le miré, sonriendo, y le dije que no me importaba lo que me dijera un hombre cobarde, pero no me entendió, porque tenía miedo de hacerlo.




1.10.11

Despedida.

Es mejor no hablar del tema, esconder la cara entre los brazos, llorar. Es  mejor escribir mi última carta para decirte que es mejor no hablar del tema. Dos vidas a veces son difíciles de unir, lo sé, todo fue inesperado, y confuso, de repente tenia en la cabeza cientos de cosas que no sabia como expresar, y solo estos estúpidos textos sin destinatario que te escribía me hacían sentir mejor, mas tranquila conmigo misma, mas libre. Dejé atrás nuestro código de honor, esa virtud se la dejo a los caballeros de las antiguas guerras, a mi ya no me queda de eso, los cobardes no tenemos honor, ni valor, ni esperanza. 
A veces me gusta recordarte, incluso pensar que te echo de menos, pero no es así. Lo siento, no es así, porque dolió, y si, seguramente soy la culpable del dolor que sentí, pero no quiero que aquello se repita, no me gusta recordar mis errores, pero mucho menos que me los recuerden, no estoy dispuesta a ello. 
Hoy, noche de viernes, te escribo la última carta, Nadie, porque ya no hay mas salida, porque tienes derecho a retirarme la palabra y a irte sin despedirte si quieres, porque no voy a obligarte a que me seques las lagrimas cuando me dé por llorar al arrancarme del pecho alguna verdad , porque ya no quiero que me esperes, ni que me vengas a buscar, porque ya no hay nada, y de donde no hay no se puede sacar. Fue....diferente, supo a cerveza y a secreto bien guardado, y de la misma manera que me guardé aquél secreto, me guardo el recuerdo de aquellas noches mirando el mar. Te quería, lo digo ahora, por que mejor tarde que nunca. 





21.9.11

La gárgola triste.

Agarrada al borde del abismo, se aferra angustiada al ver la caída que se cierne a sus pies, observa desde lo alto la gran ciudad, como se encienden las luces cuando se pone el sol, los mil atardeceres sombríos, pues a través de sus ojos, todo es piedra. Se aferra a sabiendas que no caerá, se desespera cada vez que piensa que sus alas no se pueden desplegar, que no está hecha para sobrevolar París y rozar las nubes. La ciudad cambia pero ella siempre la contempla, y a veces le gustaría cerrar por una vez  los ojos y no ver mas, está aburrida de ver pasar el tiempo y que su rostro siempre sea el mismo, de ser piedra, porque imaginar ya no le sirve de nada, quiere cambiar, transformarse en pájaro y despegar, no volver jamás a su colosal cárcel, y aunque lleva unida a ella toda su desgraciada vida, maldice a la hermosa Notre Dame.

17.9.11

16.9.09

Otro año y otro texto que te dedico sin tener un porque, o teniendo todos los porqués del mundo, que mas dará ahora eso, si solo importa el tiempo que nos queda por delante para armarla a nuestra manera, como dos niñatas, o quien sabe, como dos adultas con el titulo universitario bajo el brazo al fin. ¿Madurar? quizá, algún día, pero mientras estemos juntas jamas de los jamases, que para eso ya están todos aquellos que no tienen el placer de pasárselo tan bien con alguien tan especial a su lado. Y aprender? eso ya es otra cosa. Como tu bien dices, aprender, si, pero la una de la otra.



Es mi obligación escribirte hoy, aguantarte todos los días y abrazarte cada vez que te veo, mi obligación es odiarte y quererte, animarte y pegarte la bronca, pero joder, te confieso que es mi obligación favorita. 







Otro año, y los que quedan por delante.


T'estim.

13.9.11

Que no te pueda el miedo.

Que no te puedan las miradas cuando intentas respirar, cuando buscas la luna en los resquicios de la ventana, en las esquinas de la ciudad dormida, que no te pueda el miedo, de seguir, de gritar, de decir que no estás conforme con todo, o con nada. Que no te dejen sin voz los perros de la sin razón, aquellos que armados hasta los dientes, disparan argumentos absurdos y juegan con tu voluntad. Que no te pueda ni la guerra ni la paz, ni los extremos rojos, ni las cruces del odio, ni los tronos ni las corbatas, que no te pueda el cansancio ni la sangre, que no te pueda el horror. Que no te engañe la ilusión de papel que se esconde en tu cartera, en los grandes almacenes, la que habita bajo la miseria de los llamados miserables. Que no te pueda el latido del humo y la radiactividad, el aliento de las grandes maquinas, el aire muerto.
Pero que si te pueda la rabia, el amor, la lucha, que te pueda la poesía que se escucha al agitar al viento las banderas negras, que te pueda la insumisión, la conciencia, la esperanza, que te pueda la utopía, la justicia y la bondad, el cielo teñido de escarlata, que te pueda el deseo de ver arder todo.


4.9.11

El poema del chico maceta enamorado.


A veces me pregunto el por qué de todo
de ti, de mi, de tu cara
de tu corazón bombeando 
litros y litros 
de cerveza fría. 
Entonces encuentro escondidas
bajo la almohada, tus bragas
y paso de preguntarme todo
a no preguntarme nada.

1.9.11

Todo es mas bello si lo rodea el fuego.

¿Qué es el cambio, si no una simple ecuación? la química precisa entre sueños y rabia, las alas resurgidas de cenizas de conformismo, el cielo abierto, la belleza del impacto entre el fuego insurrecto y los cristales rotos, la preciosa silueta de las jaulas rotas al atardecer, todavía humeantes. Somos los que buscamos que nazcan las flores y las palabras por donde antes pasaban los pies de aquellos que no quisieron volar, ni sonreír, somos los que amamos a la humanidad pero odiamos su sistema, los que amamos al mundo, pero odiamos su mundo. 


Somos los que desatamos el caos, porque creemos en el.

Hemos llegado, los que tiramos piedras y no escondemos la mano,los que nos alzamos en nombre todos aquellos que cayeron y nadie dedicó un minuto de silencio, los que nadie recuerda. Somos los que nacimos en un mundo triste y gris, donde los niños del sur no pueden sonreír y las historias tristes se  repiten siempre.  Somos los que nacimos en un mundo triste y gris, donde los niños del sur no pueden sonreír y las historias tristes se repiten siempre, somos a los que nos dieron a elegir harapos o corbatas, habitantes del mismo mundo donde un billete vale mas que una mirada, que cien palabras, que una vida.

El futuro es NUESTRO.

31.8.11

Despedidas.

Hoy te vas y me dejas con mil noches para abrazarte, cientos de momentos que compartir, un vacío en casa. Hoy te vas, vuelas, me dejas con un beso en los labios y tus ganas de ser libre, veo tu cola salir por la puerta y sé que no te ha dado tiempo de verme llorar, y llorar, y llorar... Y pensaréis ''pero como te puedes poner así! solo era un perro!'' Solo un perro? ese 'perro' era parte de mi, de mi habitación, formaba parte de mi vida, era evidente que viniera alegre cuando llegaba a casa a arañarme las piernas, era costumbre dormir y pelearnos por las almohadas de la cama, el verla como aprovechaba el calor del sol y se tumbaba con los ojos cerrados, era costumbre quererla todos los días . 
Nunca pensé que llegaría a echar de menos hasta a sus pulgas. Ahora vive lejos,  con mucho espacio por donde correr y otros perros con los que jugar, pero sin mi.
Ese ''perro'' que tu dices, mas que un perro, era una amiga, era Mi amiga, era mi niña, mi bicho, mi cosa, mi Nicky.





Te quiero siempre. 

25.8.11

Una de tantas.

La piel se me eriza al leerte, para mi eres la esperanza escrita en letras doradas sobre un horizonte de algún color opaco. Sabes? estoy harta de encontrarme con los mismos problemas, las mismas caras y los mismos recuerdos, harta de curarme con litros de llanto las heridas que jamás se cierran, siempre lo mismo, y al fin y al cabo, mis manos son las que me salvan. ¿De que me sirve decir siempre que le echo de menos y que tengo frío si por mucho que le escribo Nadie jamás contesta?, ¿será tal vez por el hecho de que Nadie, verdaderamente, no es nadie, y de tanto esperar para ponerle un nombre me he quedado mas sola que la una, o que la Luna, según se mire?  


 Tanto cuesta darle el valor correcto a las palabras?


Socorro.

Tu, tan caprichosa...

...caricia o navaja. Tu, puta, que te vas con cualquiera y me dejas sola llorando por las esquinas. ''A las doce en casa'' te dicen tus padres, sin saber que no volverán a verte porque tu piel, callejera y solitaria, considera los sucios callejones su hogar y tus pies, las aceras, el camino directo a los sueños, sueños de gata blanca alejada de la realidad. Tu, que te vas por las ramas siempre ¿pretendes llegar a las nubes con tus cien excusas y tus recursos lingüísticos plasmados en los labios, estructurados en lo que tu llamas vida? ilusa. 
Que tranquila se te ve cuando duermes, cuando dejas de enseñar los dientes al mundo y tus ojos solo ven lo que quieres ver, gata blanca, tu siempre tan caprichosa, caricia o navaja...

24.8.11

Otro adiós.

Yo ya no lloro. Ni se me pasa por la cabeza derramar una sola lagrima ni por ti ni por nadie. Porque sé que seguirás con tu vida como si no hubiera pasado nada, porque seguramente ni me eches de menos y ya estarás detrás de la falda de alguna, o quizá no, pero ahora eso ya no importa, porque ahora necesito estar sola y reflexionar. El tiempo ya no me importa, seré fuerte y le diré al mundo que no te necesito para ser feliz, que me basto con mi reflejo en el espejo, esa soy yo, mi única amiga. Siempre tiendo a ilusionarme demasiado, así estoy, llena de moratones de caerme de las nubes, tendré que aprender.
Hoy mi voz suena firme mi guitarra por una vez está afinada, agradezco que no estés al lado para joderme la canción con esas cien palabras que al final se quedaron en nada.

16.8.11

Niñatxs.

Aunque compren sus versos en anuncios de periódico, en discursos de lideres olvidados o en canciones de músicos callejeros, lxs poetas existen todavía. Pensaba que eran una especie extinta, algo así como el recuerdo de algo hermoso, nada mas lejos de la realidad. Todavía quedan personas que buscan bajo la piel de otras y dan con lo mas dulce de una palabra, que escarban en las cenizas y encuentran flores, que levantan los adoquines y descubren la playa. 
Somos niñxs encerrados en cuerpos de adultxs, atrapadxs en las obligaciones, en el tedio, somos niñxs todavía y es nuestra manera de rebelarnos contra el mundo, porque nadie nos preguntó nunca si queríamos crecer, si queríamos aprender sus normas y sus modelos de conducta, tampoco nos preguntaron si queríamos saber que los reyes magos no existen y que el ratoncito Pérez murió en un laboratorio, y como no queríamos saberlo, no lo aprendimos, y aunque nos duela, fingimos ignorancia y a sus ataques respondemos sacando la lengua, insolentes.



13.8.11

El cazador de Perseidas.

Era, ante todo, un hombre excéntrico y alocado, lucia un gran bigote y unos ojos audaces y profundos capaces de inducir al sueño, e incluso a la locura. El barbero decía que era un mago trasnochado, llevándole la contraria al resto de las personas que decían que simplemente necesitaba un buen psiquiatra. El barbero no estaba tan mal encaminado. No era mago, pero si cazador, y su mayor afición era coleccionar Perseidas. Poseía, guardado en un gran arcón cerrado con diez cerrojos con llaves de oro, plata y marfil, un caza mariposas con una red tejida con hilos de seda y viento. Nadie sabe como consiguió aquel magnifico artilugio, pero algunos lo habían visto salir de noche, escrutando el cielo cubierto de noche en busca de estelas plateadas, y cuando divisaba alguna alzaba su caza mariposas y la lagrima celeste cambiaba su rumbo y volaba directamente hacia su mano alzada, y momentos después, entre los hilos de la red, aterrizaba una perla del tamaño de un puño. Cogía su nueva joya cósmica y la examinaba de cerca, entonces la perla brillaba de nuevo en la palma de su mano, sonreía y la luz se reflejaba en sus pupilas. Llevaba la estrella a su casa, la metía con cuidado en una cesta y la arropaba con terciopelo violeta, dejándola cerca de las brasas del hogar. En unos meses de aquel tesoro plateado nacía un hada, besaba en la frente a su captor y salía por la ventana de su casa a algún paradero desconocido.



Del revés.

Me gusta apoyarme en la barandilla de mi balcón y echarme hacia atrás, mirando el paisaje del revés, así la luna llena parece una gran bombilla sumergida en un profundo lago lleno de peces blancos llamados estrellas, y que cuando caen, o en este caso suben, es que los peces blancos se han asustado porque he hecho algún movimiento demasiado brusco, o he cantado demasiado alto, quizá. Me gustaría que un día vinieras conmigo a ver el mundo del revés, caminando con cuidado para no rozar las montañas con la cabeza, mojándonos en el agua que resulta ser el cielo, estirándonos en las nubes y buscar en la hierba que resulta ser el suelo formas de animales, leones con botas militares, conejos sacando magos de una chistera, gatos persiguiendo perros. Cuando estás cabeza abajo te es imposible estar triste, porque por aquello de la gravedad los labios forman un arco sonriente, así que he formulado la teoría que la manera de que el mundo no pueda dejar de sonreír es ponerlo todo patas arriba, pero de mientras me conformo con ser feliz contigo. 





12.8.11

No me extraña que esta noche el cielo llore, si no estás y la ciudad es una mezcla de frío y sirenas de policía. 

9.8.11

Momento tierno que me dio el tiempo.

Siempre te digo que estas loco, pero de esos locos tan cuerdos a los que les gusta el fuego y la luna. Quizá esté loca también si por la calle me cojo de tu mano y dejo que me lleves a donde quieras, a donde queramos. Libres. Casi sin saber de donde venimos, quien somos, sin saber nada y sin querer saberlo. Con todo el tiempo del mundo para cruzar las calles cantando, romper cristales, e ir tan rápido que nuestra sombra se pierda y nos deje en paz de una vez. No te vayas igual de rápido como llegaste, por favor, porque aunque sea extraño, Te Quiero.

7.8.11

A pesar de todo, estaba nublado. Poesía y música.

31.7.11

A veces es Octubre.


A veces es Octubre y llueve. Dejo pasar el tiempo, me detengo a mirar el cielo reflejado en los charcos, turbio como el agua sucia de limpiar los recuerdos. En Octubre se encienden las luces, se apagan las hojas, se congelan las palabras. Que frío hace en Octubre, tejo bufandas con hilos de colores que me recuerdan que debo sonreír, pero acaban siempre en la basura. En Octubre siempre pienso en volar, aunque las plumas de mis alas rojas estén congeladas. El silencio de Octubre hiere, como todo lo hermoso. Octubre gris, rojo, o a veces Octubre violeta.


30.7.11

~~

Me soñé paseando por una ciudad desconocida y fantástica, llena de luces y edificios que tocaban las nubes. Me soñé acariciando las paredes, posando mis dedos en escaparates, mirando a la nada. Me soñé tomando café en un banco del parque y sonriendo al ver dos ancianos cogidos de la mano. Me soñé con la sonrisa radiante, con el brillo de la seguridad en las pupilas. Me soñé contigo, corriendo, rompiendo cristales, mirando las estrellas. Me soñé con esperanza.



Después desperté, volví a caminar por la calle de siempre, a cruzarme con los mismos ancianos malhumorados, a meter las manos en los bolsillos, a tomarme el café demasiado amargo en la parada del bus, a estar sin ti, a tener frío.

21.7.11

Gris como un arcoiris.

Ultimamente no puedo dormir, será el deseo de vivir de noche, con menos luz, y dejar que mis ojos descansen un poco de tanto llorar. Ultimamente camino descalza de madrugada por las aceras mojadas con cientos de gotas de indiferencia que la gente deja caer, y paso por los parques, aunque ya no espero ver a ningun niño sonreir, intentando aprender a volar. Los pajaros ya no dan conversacion, ni quieren tomar el té conmigo, por lo que he empezado a beber café para intentar mantenerme despierta, no puedo dormir, no quiero. Los pajaros antes me decian el pronostico del tiempo, o me preguntaban que estacion del año me gustaba mas, siempre respondia que el otoño, porque me gusta la lluvia, las castañas y el color bronce de las hojas en el suelo. Ultimamente el cielo es gris, pero no ese gris embriagador de un amanecer nublado, si no del color de las cosas sin vida, marchitas y sin sentido. Llevo 15 dias sin ver las estrellas y creo que me estoy volviendo cuerda, y necesito respirar un poco de esa locura que solo la noche me puede dar, asi que voy a por otro café, y a leer el pronostico del tiempo en los periodicos, ya que las aves que antes leian manifiestos cargados de ideas de libertad hoy han enmudecido.



Hoy, dedico el silencio del prematuro amanecer a las palabras que el viento no te oirá decir.

19.7.11

Se busca Monstruo, responde al nombre de Monstruo.

Monstruo, hace tiempo que no se de ti. No se donde estas, quiza te has ido de vacaciones, espero que vuelvas porque te echo mucho de menos. La spaguettis no saben igual si no estas tu para hacerme reir dibujando cosas con ellos en el plato. Mi bicicleta cada dia esta mas sucia y oxidada, desde que no estas no tengo ganas de correr ladera abajo y dejar que el viento me despeine. Mi almohada puede decirte lo mucho que he llorado en tu ausencia, pero tambien puede decirte que jamas se me olvida soltar un ´te quiero´al aire antes de dormir, por si acaso me estes escuchando.

18.7.11

Afrodita.

El viento despeinaba a Afrodita y la volvía una revolucionaria de fusil en mano, una striper con cinta aislante en el pecho, una desquiziada escribiendo con tiza en las paredes de un baño sin luz, una hippi en una playa puesta hasta el culo de setas.

Afrodita no era la diosa que todos esperaban que fuera. Odiaba la monotonía de la mujer perfecta, así que cambiaba cada noche de identidad, era una camaleona de cuerpos, caras, ojos, labios, se movia por todos los escenarios, y no todos llenos de glamour y estrellas de cine. A veces era una jonky expuesta en una esquina de un barrio marginal, otras, una mujer que no encontraba su talla de pantalon en zara, algunas noches prefería ser una madre soltera o una joven en silla de ruedas, tener la piel clara u oscura, los ojos marrones, verdes o azules, el pelo rizado, liso, corto o largo. Siempre buscaba maneras diferentes de mostrar a la elite del Olimpo que la belleza no solo es la que sale de una concha, tambien puede salir de un centro de desintoxicación o de una tienda de tallas grandes, puede estár sentada esperando al autobus, la puedes tener muy cerca o muy lejos, en tu propia casa, en tu reflejo en el espejo.

Olvido y madrugada.

bien, llegó el momento de decir que has dejado de importarme. Así, como lo oyes, tanto escribir entre lineas, tantas noches sin dormir y tanto dejar de vivir mi vida para vivir la tuya, y hoy por fin te digo que no eres mas que la huella de cientos de frases con doble sentido. busqué la mirada de un poeta y encontré unos ojos demasiado humanos.

 La distancia es un buen remedio contra esa enfermedad de transmisión sexual llamada amor, quizá me sentia demasiado sola y fuiste la primera rama a la que pude agarrarme. Que hija de puta soy, pero te jodes.

15.7.11

EL PUTO PUNK HA MUERTO.

El punk ha muerto. Si, hijos de puta, siento tener que despertaros de vuestro sueño de niños rebeldes. El punk ha muerto, y es que quizá no llegó a nacer jamas. El punk ha muerto y vosotros sois los gusanos que se alimentan de su cuerpo putrefacto.
Vamos a ver, capullo, eres antisistema pero vas los sabados al burguer king? eres antisistema y lo maximo que se te ocurre es quemar un container? Odias el capital y tus jodidas botas valen mas de 100 pavos? te corres al tocar un billete de mas de 50? Jodido vendido de mierda. Y vas por ahi, con tu cresta de colores y dices que eres punk, con una birra y un hot dog en la mano, y vas criticando a los nazis y a los banqueros.

QUE LE JODAN A LA POLICIA
QUE LE JODAN AL SISTEMA
QUE LE JODAN AL CAPITAL
QUE LE JODAN A TODOS, MENOS A MI.
VAMOS A QUEMAR COSAS.

Te cuelgas una chapa con tu ideologia y te llenas la boca de orgullo e ideas ajenas, crees que luchas por algo berreando en un concierto y pateando a la gente con tus marteens super antisistema de 120 pavos. OLE TUS HUEVOS.

Veis unidad? organización? oh, ya claro, a veces montan un concierto, MUY UTIL! SI SEÑOR! veces se pega a algun nazi, bien, pregonando la libertad de pensamiento! A veces se okupa una casa sin motivo alguno, a veces se queda y se monta algun botellon.


Mirate a un espejo, ahora mira tu cara, lo ves? no? Es la palabra HIPOCRESIA escrita en mayusculas en tu frente.

6.7.11

Cerrado por vacaciones!! :)

4.7.11

Ira.

Después de tanto tiempo metida en un caparazón escuchandote me decido a salir ¿para que? para partirte la boca por necio. Pero como puedes llegar a ser tan idiota, a estar tan ciego, REACCIONA. Me gustaría que esto terminara con una gran explosión que reventara su cabeza, y destrozara mis entrañas y las esparciera por un bonito muro blanco donde la gente escribe lo feliz que es y lo bien que se lo pasan siendo tan idiotas como tu. A mi me gustan los vicios y me gusta la sangre, lo bizarro, lo repugnante, lo que todos rechazan. Soy como una monja en un convento con síndrome premenstrual y un cuchillo en la mano, como una niña de seis años con una pistola, como un una cerilla que accidentalmente cae en un charco de gasolina. Bum! todo arde, ahora ya nada importa porque me he dado cuenta de lo poco que vales, Nadie vale nada. Nadie. Nada. Nadie. Nada. Puestos a flipar, fliparé bien, total, es mi blog, Nadie lo lee y hago lo que me da la gana.
Delirium tremens, me quitaron mi botella favorita, mi vicio predilecto. Ahora todo arde. Síndrome de abstinencia. Todo es fuego.


Te comportas como un puto cobarde, no me gustan las ambigüedades y menos cuando no se demuestran con estilo. Ahora preguntarás que por que escribo toda esta mierda concentrada, y pensaras cualquier gilipollez lo cual me importa una mierda. Esto no es mas que la rabieta de alguien que odia esperar.


Ahora si que puedo decir: iros todos a tomar por culo.



3.7.11

Un consejo, una carta o un simple texto más que compartir con Nadie.

Es extraño, aunque nada dure para siempre, una se arrepiente de decisiones prematuras o mal planteadas, o demasiado impulsivas, quizá. Una mira hacia atrás y ve a otra persona totalmente diferente a la que se refleja hoy en el espejo, otra persona con una vida distinta, una chica que veía los problemas desde otro punto de vista. Una echa un vistazo a sus recuerdos y lo que antes se sentía con una intensidad vertiginosa es hoy un leve cosquilleo en el estomago, y nada mas. Es extraño ver a dos personas totalmente enamoradas hoy en día, pero el genero humano es pesimista por naturaleza y no puede reprimir el pensar que su historia de amor no durará una mierda, no podemos evitar el pensar que si algo puede salir mal, saldrá peor. 


Las decisiones que tomas hoy se reflejarán algún día en el espejo, y por aquello que llaman memoria selectiva solo recordarás lo que mas cicatriz deje, apunto que hay cicatrices que duelen, pero también las hay que te hacen sentir bien cuando curan, un tatuaje, un antiguo raspón en la rodilla de cuando aprendiste a montar en bici...


No siempre es fácil mirar a tu pasado y no recordar lo que mas te hirió, pero sé fuerte, aprende a convivir con tu yo inexperto, aquel que no supo que camino escoger y por un desliz se equivocó, o intentó correr demasiado y ahora tiene una espinita clavada en el corazón, y este tiene que aprender a seguir latiendo sin pincharse demasiado. 


Sé positiva, que jamás te desanimen los ejemplos que puedan darte, piensa que todos somos la excepción dentro de este mundo de reglas creadas por aquellos a los que siempre les salió todo mal porque no supieron ver que quizá la fe en si mismos servia de algo, porque quisieron mantener su piel limpia de cicatrices y ahora no tienen nada en lo que volcar sus recuerdos. 

2.7.11

A.

parece mentira que pasara tanto tiempo entre las dos. Mi ultimo abrazo no pretendía serlo, ahora me habla en un susurro y me llama idiota. Echala de menos, me dice, siéntete culpable. Solo espero que algún día vea tu pelo de nuevo, y me cuentes como fue tu vida sin mi.



Fusilamiento.

El disparo sonó como cien rugidos de cien leones furiosos, impasibles, y de su pecho surgieron incontables atardeceres rojos dorados y violetas, un torrente de color escarlata que salpicaba el cielo y la tierra, deteniendo el tiempo. La bala se convirtió en el juez de plomo de un juicio improvisado, aplicando la ley del mas fuerte, o el mas veloz, o el mas mortal. Sus ojos llegaron a tiempo para ver el ultimo atisbo de compasión que reflejó el rostro de aquel que sujetaba en alto el arma,  su ultima sonrisa cruel, semi diabólica, el ultimo hilo de humo que el ojo del fusil lloraría aquella tarde, el miedo de sus propias manos agarrándose el pecho, intentando arrancar el dolor del impacto en la carne, el charco de sangre que crecía a su alrededor, la injusticia. 






A cada hombre que derramó su sangre por defender su causa, por no doblegarse ante las garras que oprimieron al pueblo. por cada caído, una marca más en la pared, la batalla que jamás olvidaremos.