1.6.11

El Hospital de los nadies.



¿Como sé que eres real? Pienso. La respiración de las miles de mentes que me rodean me ahoga, algunas ríen y otras...otras se apagan, evaporándose como humo de tabaco en el ambiente difuminado de la conciencia. Fumo. Tranquilo, tengo una gran sala de espera para mi, con cientos de sillas vacías, y el suelo gris ceniza, y la luz fría se cuela por las ventanas. Espero. Lo llaman el hospital de los nadies, porque si estás aquí, ya nada importa. De fondo, las ruedas de una camilla que transporta un corazón que murió de sobredosis suenan como raíles de un tren con destino a dios sabe donde. Una princesa maníaco depresiva me mira, escondida tras las cortinas, esperando a que pase cerca para tirarme del pelo, mientras sonríe con sus dientes de perla medicada, y le devuelvo una mirada inexpresiva, porque no me apetece decirle nada. He llegado hasta aquí, he venido a parar al hospital donde las enfermeras son canciones y los cirujanos puestas de sol, donde el tiempo y la verdad son relativos, donde si miras por la ventana encontraras nieve y escarcha. El cuerpo ya no pesa ni siente, es el retiro de los malditos de mente, aquí nos refugiamos de los buenos pensamientos, purgamos el alma y nos volvemos lluvia, para volver a subir a las nubes, y caer de nuevo. 





2 comentarios:

  1. Jodidamente genial *_* Hacía tiempo que ni escribía ni me pasaba a leer, un tiempo desperdiciado, sin duda. Es un placer volver y encontrarme con estas cosas.
    Saludos! ^^

    ResponderEliminar

Deja un comentario aquí y recibe un pin de regalo ¡totalmente gratuito! y si lo haces en los próximos 5 minutos, podrás ganar la entrada en el exclusivo curso formativo de ''como peinar una bombilla, teoría y práctica''. A que esperas!? CORRE YA A TU BLOG MAS CERCANO (es decir, el mio.) Y DEJA TU BONITA CRÍTICA! :D