5.6.12

Pesadillas.

He parido un monstruo, le he puesto nombre y lo he acunado contra el pecho. Me ha mirado con sus terribles ojos y ha reventado, hostil, en mis manos, dejándolo todo perdido de vísceras y crueldad. De cada trozo de su despedazado cuerpo ha surgido un liquido negro y espeso, como petroleo, como brea, que se ha extendido por toda la habitación y ha tapado puertas y ventanas. Estoy atrapada, presa de mi propia creación, entre cuatro paredes. Su cabeza sigue entera, salpicada de sangre, y ha abierto los ojos, enfocándome con sus pupilas amarillas. De su repugnante boca ha surgido un infernal chillido que ha durado horas, horas enteras, con sus ojos clavados en los míos, con esa masa viscosa trepando por las paredes. He tenido que taparme los oídos para que mi cabeza no estallara como su maldito cuerpo, pero ese chillido estaba en mi cabeza, y no me dejaba apartar la vista de el. He sentido deseos de levantarme y aplastar su cráneo contra el suelo, deseos anulados por ese sonido agudo y penetrante. Por fin ha cesado, y ahora intenta alcanzarme con su lengua bífida, enseñando los colmillos, al borde de la muerte.



3 comentarios:

  1. Estaba entre poner ese grabado de Goya o este, 'Pesadilla', de Nicolaj Abraham, y me pareció mas apropiado este, un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Juan Antonio jajaja Un abrazo!

    ResponderEliminar

Deja un comentario aquí y recibe un pin de regalo ¡totalmente gratuito! y si lo haces en los próximos 5 minutos, podrás ganar la entrada en el exclusivo curso formativo de ''como peinar una bombilla, teoría y práctica''. A que esperas!? CORRE YA A TU BLOG MAS CERCANO (es decir, el mio.) Y DEJA TU BONITA CRÍTICA! :D